Carles Garcés: de cero al éxito

21 de octubre de 2021
Por albert

Carlos Garcés y su exitoso emprendimiento en el norte de Europa


¡Por fin llegamos con el nuevo caso de la Fuck Up Section de octubre! Y es que aprovechando que viene el frío… ¿qué mejor compañía que la de Shellock y su comandante?

Se trata de un servicio de visibilidad de envíos con foco en contenedores marítimos. Por ello, hoy entrevistamos a Carlos, quien emprendió su startup en España y que actualmente está en Noruega. Sin duda,  una figura que representa la viva imagen de la resiliencia. Pero no solo por combatir semejantes temperaturas, sino por la cantidad de baches que ha sido capaz de superar tanto en la vida personal como profesional al sacar a flote su empresa.

¡Veamos con qué fascinaciones nos depara!

Con retrospectiva

De CTO a CEO, así es como el emprendedor resume su transcurso profesional. Empezó aportando a la empresa de forma tecnológica y ahora abarca campos de forma genérica. Ahora bien, ¿cómo es posible este gran paso? Pues como a él le gusta decir, “echando al equipo”. Y es que como Carlos nos cuenta, “aunque muchas veces haya la mejor voluntad, eso no quiere decir que se puedan materializar los resultados”. A veces, la descoordinación, la falta de tiempo, el desconocimiento o la falta de actitud pueden ser los ingredientes suficientes para no estar alineados en un mismo equipo.

Ahora bien, no es fácil desconectar lazos y decir adiós.

Cambio de país: rumbo al norte

Carlos tiene la impronta emprendedora, tenacidad y disciplina. Pasó por vender pertenencias personales, vivir con la abuela y su tía, por una ruptura con la novia, por tener un trabajo a jornada completa para financiar la empresa… y es que, para él, el miedo a no vivir su sueño era la mayor motivación. Así pues, viendo el poco éxito que tenía tras preguntárselo a varios clientes en España, decidió marcar otro puerto: ¡Noruega!. Eso sí, con tres principales elementos que él consideró los únicamente necesarios para viajar. Adivinar… un Power Point, un prototipo y una promesa.

“Y café, mucho café”.

Punto de inflexión: de la nada a 200.000$

“Tengo un objetivo, un plan, y voy a por él”, así es como define Carlos su clave hacia el éxito. Y es que tras su presentación en un programa de recaudación de capital para startups, nueve días más tardes se encontraba cerrando la ronda de inversión con varios inversores. Una situación que le hizo afrontar algo paradójico; tenía 200.000 euros que no podía tocar y se encontraba en Noruega, sin techo y con 30 euros en la cuenta bancaria.

¡Menuda Fuck up situation!

Momento más duro

Durante el COVID, Carlos nos cuenta que tuvo que quedarse en Barcelona durante unos meses esperando a que abrieran las fronteras para poder avanzar con trámites laborales en Noruega. Mientras tanto, la cosa parecía torcerse en las tierras cálidas. Durante ese tiempo estuvo discutiendo con el último cofundador original de la empresa con quien arrastraba desacuerdos y, por si fuera poco, recibió una pésima noticia. Le informan del fallecimiento de su padre.

En ese momento se sintió “atrapado, sin recursos, a nivel personal deshecho y sin saber cómo iba a seguir la empresa”.

Algunos consejos

Carlos nos da algunos consejos que, en su lugar, le hubieran ayudado de haberlos aplicado con más antelación. En primer lugar, sugiere reconocer cuando se desconoce sobre un tema y aconseja pedir ayuda a los compañeros sobre ello. En consecuencia, crear una red de intereses mutuos y ayudarse unos a otros es la mejor opción. En segundo lugar, es conveniente dejar que cada uno exprese con su propio estilo sus ideas y necesidades. Algo que personalmente reconoce que le cuesta. Por último, entender los objetivos de desarrollo a nivel personal y profesional de los demás para la satisfacción propia como para el beneficio de la startup lo considera sumamente productivo.

Elemento de la tabla periódica

Para finalizar, le preguntamos a Carlos qué elemento de la tabla periódica sería si tuviese que escoger uno. “No lo sé, pero sería algo muy ligero. Quiero volar”. Se trata ni más ni menos de su capacidad volátil. Y es que este crack es un tipo directo, que no le gusta entretenerse o aferrarse a las cosas. Evita lo innecesario y le gusta ir directo al grano.

Como dice él: “sin depender de nada ni nadie”.

Y tú, ¿te identificas con Carlos?

¡Entonces no esperes más y ven a contarnos tu abrumante caso de resiliencia emprendedora!

Mira la entrevista completa aquí ?

https://youtu.be/_YA5w-vyoZY

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Artículos Relacionados

Contacta con nosotros

+34 634 26 03 09
hello@wavveup.com
reclutamoscracks@wavveup.com
© Copyright 2022. All Rights Reserved

Contacta con nosotros

+34 634 26 03 09
hello@wavveup.com
reclutamoscracks@wavveup.com
© Copyright 2022. All Rights Reserved