10 /Mar /2021

Toma de decisones

2

Emprendedor, ¡hora de tomar decisiones!

 “El éxito de tu startup no va de trabajar las máximas horas, sino de tomar el mayor número de decisiones correctas en el menor tiempo posible”

Si estás leyendo este artículo, acabas de tomar una decisión, puede que sin querer, pero la has tomado. Ojalá todas las decisiones fueran tan sencillas de tomar, ¿verdad?

La importancia de tomar decisiones; la importancia de tomar decisiones en una startup

Si todo lo que poseemos en nuestra vida personal es el resultado de una serie de acciones, ¡imagínate en nuestra vida laboral! Cada decisión es un paso y cada paso, el camino de tu startup hacia su objetivo.

Las decisiones mueven las startups, así que el contexto y la forma en la que las tomes son factores claves. Ahora bien, hay una diferencia inmensa entre tomar decisiones y tomar buenas decisiones, ¿listo para mantenerte en el segundo grupo?

La receta de la abuela para tomar buenas decisiones 

Nos encantaría decirte que hay una fórmula mágica o una metodología perfecta, que sin ni siquiera meditar las opciones, te va a señalar la correcta. Esto no lo tenemos, pero ahora viene la buena noticia, sí tenemos la fórmula que necesitas para dar los pasos en la dirección correcta. Lo importante es encontrar la fórmula que te funcione y logre conseguir tus mejores resultados. A esto que te contamos, nosotros le hemos puesto el nombre de receta y hoy te vamos a desvelar sus mejores y principales ingredientes.

  1. Libertad. Piensa en esto: ¿es lo mismo tener que hacer algo, que querer hacer algo? Fíjate cómo cambia el contexto, ¿cuál es tu grado de compromiso y ánimo respecto a esta decisión? Coge las riendas, ¡hazla tuya! Como en el deporte, tu propia cabeza tiene mucho poder y puede jugarte buenas y malas pasadas. Para conseguir que aporte, mantente motivado. 
  1. Mentalidad: precisamente, tomar las riendas te convierte en un líder proactivo, te convierte en responsable de tus acciones. Esa mentalidad que tanto trabajan los atletas, es tan importante si llevas el chándal como si no. Los cambios siempre empiezan en ti así que créetelo y siéntete orgulloso de liderar tus acciones y pensar en ellas. 



  2. Perspectiva. Has conseguido cambiar el contexto, ahora eres un líder comprometido que ha decidido responsabilizarse y que ha mostrado interés por lograr un cambio. El filtro mental, emocional o energético con el que analizamos una decisión determina de forma crítica la opción elegida, pues, por ejemplo, no es lo mismo decidir después de una buena o mala noticia o enfocando a corto o largo plazo. Piénsalo, ¿qué papel juegas en esa decisión? O lo que es más importante, ¿qué papel quieres jugar en esa decisión?
  1. Ejecución. Convertir las decisiones en acciones es igual de necesario para pequeñas como grandes startups, y lo que es más importante: para pasar de una pequeña a un señor unicornio. No tires la toallas, las acciones pequeñas son sostenibles y son las que consiguen cambios que tu startup aplaudirá a largo plazo. 




  2. Aprendizaje. Una vez hayas puesto en práctica este nuevo proceso, estás listo para mejorarlo y aplicarlo siempre. ¿Qué ha supuesto para ti este nuevo proceso?, ¿qué has aprendido del impacto de cambiar tu mentalidad? Cada uno de nosotros trabaja y funciona de una forma, así que conforme vayas dándole forma a estos ingredientes, conseguirás tu propia receta.

Estos 5 pasos resumen, de forma muy general, cuál es el planteamiento y la línea a seguir para lograr los mejores resultados. 

La forma en la que planteamos en nuestra cabeza todo lo que rodea la toma de decisiones, es un software que debe estar bien configurado. Los emprendedores nos tomamos en serio todo lo que hacemos, ¿pero le damos la suficiente importancia?, pues de ello depende nuestra startup; pensándolo en frío, quizá la toma de decisiones sea uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. 

La toma de decisiones cuando hay más de un socio: autonomía y confianza. 

En el caso de las startups con más de un socio, la toma de decisiones se vuelve todavía más complicada, así que aquí, el reparto de responsabilidades, objetivos y prioridades, es absolutamente necesario. Cuando una decisión sea responsabilidad de un socio, tu apoyo forma parte de ese contexto que comentábamos: consigue que tenga la autonomía y la confianza suficiente para liderar ese trabajo. 

La sinceridad y la claridad a la hora de hablar con el resto del equipo es fundamental: haced el reparto de responsabilidades y objetivos para que cada uno pueda tener más autonomía en la toma de decisiones y sienta la confianza del resto. Así, crear energía de equipo te ayudará a lograr tus objetivos sin morir en el intento o perder la sintonía de trabajo. 

Tomaste la decisión de emprender y desde ahí, no has parado. Toda startup se basa en acciones y decisiones, así que piensa que en tu lista de tareas, esas dos son las primeras. 

Recuerda que con cada decisión quieres lograr un objetivo, y con cada objetivo tu visión, así que prepárate para que todo lo que esté en tu mano, esté bien atado. 

Todo lo que hacemos tiene un precio así que, ¿cuál estás dispuesto a pagar tú?

Artículos Relacionados

La paradoja del éxito es... Que todo lo que has hecho para llegar a tu situación actual es lo mismo que te impide alcanzar el siguiente nivel de éxito.

- Rich Litvin, CEO & High Performance Coach –