Ángeles inversores: 8 mitos a romper

Ángeles inversores: 8 mitos a romper

Blog Inversores

¿Por qué muchos de los VCs y Business Angels dejan pasar su oportunidad?

Como seguramente ya sepas, posiblemente haya tantas respuestas como motivos que les haya empujado a la inversión; como por ejemplo la libertad económica o la independencia laboral … pero si podemos aprovechar tus segundos de atención en este blog será para que no dejes pasar por desapercibido el quid de la cuestión. 

Y es que, si te estás planteando ser inversor, ya lo eres o simplemente te gustaría saber cuáles son los falsos mitos ante los cuales un inversor desestima su planificación financiera; una cosa debes saber; las oportunidades no tienen cara. Los prejuicios siempre están en mente, incluso a la hora de invertir.

Y es que, en primer lugar, es importante no rechazar una buena oportunidad de inversión porque solo haya un único fundador en la startup. Se ha demostrado que no hay correlación directa entre la cantidad de socios fundadores de una empresa y su posibilidad de llegar a ser unicornio. Por lo que se rompe el mito que muchos inversores adoptaban a la hora de fichar empresas descartando aquellas donde hay un solo fundador. Sin embargo, sí que es verdad que es más común que haya startups de dos o más fundadores, pero eso no significa que las de uno solo sean menos propensas a crecer y tener éxito, aunque claro está que ante la inseguridad es más fácil recurrir a las viejas frases amigas como “más ven cuatro ojos que dos”.

En segundo lugar, cabe destacar que los fundadores no necesitan ser especialistas del sector para emprender negocios exitosos. Y ese el caso de Melanie Perkis, la cofundadora y directora ejecutiva de Canva cuyo perfil no es tecnológico. Además, no solo se trata del caso de su empresa durante la fase inicial, sino que resulta que el 50,5% de startups de miles de millones de dólares fundadas en los últimos 14 años no tienen un CEO fundador especializado en su sector. Se trata de una razón más por la que muchos inversores dejan de apostar por ellas y que de saberlo, a día de hoy, les hubieran hecho replantearse muchas situaciones en su momento.

En la misma línea, muchos inversores actúan fijándose si el fundador tiene experiencia en la industria: error. Y es que, aunque parezca contradictorio, solo el 30% de los fundadores de nuevas empresas se han dedicado a las mismas mientras el 40% provenían de la misma industria. Todo ello no significa que los fundadores no tengan experiencia laboral antes de llegar a ser unicornios, sino que han ido saltando de una industria a otra hasta culminar en el éxito. Eso sí, la salud, la biotecnología y las ciencias puras son generalmente excepciones en las que el 80% de los fundadores sí provienen de la misma industria e incluso, de las mismas empresas.

Por otro lado, muchos inversores se asustan con la competencia y tachan muchos mercados de abarrotados cuando en realidad, resulta que solo el 20% de los unicornios no tuvo competencia en su lanzamiento. Eso sí, una startup se ve realmente desfavorecida cuando la competencia ya cuenta con una gran cantidad de fondos. Es ahí cuando es menos probable que sus inversiones tengan éxito.

Otro de los prejuicios bajo los cuales actúan muchos de los inversores es cuando la idea de negocio ya fue probada una vez y fracasó, por lo que pasa a ser descartada automáticamente. Y la realidad es que menos del 30% de las startups de miles de millones de dólares eran las primeras en probar sus ideas, otro 30% estaba entre el segundo y el quinto intento y, otro 40% era al menos la séptima vez que lo probaba. De modo que los mejores productos no son los primeros ni los últimos en salir al mercado, sino los que su punto de inflexión están más cerca del mercado en términos comportamentales. 

Asimismo, si los fundadores no han experimentado personalmente el problema que están resolviendo, muchos inversores también renuncian a las empresas. Y es que muchos inversores buscan que el motivo que les mueva a los fundadores sea personal y oculto, pero en la mayoría de los casos se trata de oportunistas que supieron ver una tendencia, encontraron una idea y la perseguirla hasta el final. 

El hecho de filtrar las empresas por proveniencia exclusiva de aceleradoras también es algo cada vez más común entre los inversores. Y es que, si solo se hubiera mirado los programas de aceleradores, se hubiera perdido el 85% de los unicornios en los últimos 15 años, cosa que por suerte no ha ocurrido. Y aunque sí sea verdad que brindan una serie herramientas a la empresa, no es el único canal para llegar a ser unicornio. 

Por último, muchos cofundadores comparten parentesco, siendo en muchas ocasiones pareja, hermanos, primos… y llegando a ser casos de éxitos a lo largo de la historia, como por ejemplo el de Stripe, Tanium, WMWave, Houzz, Eventbrite, etc. Pero a veces, hay inversores que no les gustan estas dinámicas y piensan que, así como sus estrechos vínculos pueden llegar a ser su palanca hacia el éxito, también pueden ser de su brusca destrucción. Por lo que descartan este tipo de relaciones laborales como bases empresariales.

En definitiva, gracias al contenido publicado por el Club de Inversores de Sillicon Valley, hemos podido ver las principales razones por las cuales muchos inversores dejan pasar oportunidades de inversión y crecimiento económico. Todo ello como causa de sesgos cognitivos que no les dejan partir de una realidad objetiva y ser lo suficientemente críticos en sus planificaciones financieros. 

De este modo, no es de extrañar que des del punto de vista del coaching y haciendo referencia a las competencias profesionales y personales de un inversor, podamos hablar de los tests psicométricos conocidos como Perfiles de Liderazgo Emprendedor (PLE). Una  nueva herramienta estadounidense traducida al español mediante wavveup, con la que los inversores son capaces de evaluar los perfiles de los equipos y su complementación de forma objetiva. De este modo, corrigen sus pautas comportamentales basadas en prejuicios con el fin de perfeccionar su efectividad y cumplimiento de objetivos a nivel de equipos. 

Así pues, sabiendo todo esto, ¿cómo crees que vas a invertir a partir de hoy?

¡Síguenos en nuestras redes sociales!