30 /Ago /2021

Emprendiendo tu startup en LATAM vs. EEUU

0

¿Detrás de un fracaso se esconde una oportunidad?

Cómo ya te habrás dado cuenta, el ecosistema emprendedor está en auge y cada año aparecen más y más startups como setas. Y como también te debió sorprender en su momento, alrededor del 75% de las startups cierran a los dos años de actividad, pero no principalmente por falta de capital… sino por otros factores que tienen que ver con problemas de convivencia entre socios, incapacidad de corregir las malas decisiones, desgaste por exceso de trabajo, entre otros. Es decir, por todo un abanico de disturbios que derivan al fracaso y que, a ojos de Latinoamérica se estigmatiza, añadiéndole el plus de estar bajo una presión social y cultural que, en el caso de EEUU y el Reino Unido es inexistente. Y es que sin esta presión añadida, este ejercicio de inflexión se interpreta como parte del crecimiento durante el emprendimiento, especialmente durante la fase de incubación y aceleración de la startup donde nada es estable o está asegurado.

LATAM: Más allá del porvenir, ahora se trata de la percepción

La consecuencia de todo esto es que las startups en Latino américa no tienen las mismas valoraciones que las que nacen en otros lugares donde se acaban posicionando y apreciando muchísimo mejor (como por ejemplo, los infinitos casos de éxito de Sillicon Valley que todos conocemos). Justamente por ese motivo, muchos empresarios latinoamericanos se frustran en busca de inversión, sin encontrar a quienes arriesguen en sus proyectos. ¿Motivos? Principalmente las pocas adquisiciones en la región y la infravaloración que reciben sus startups.

En la misma línea, cabe destacar el problema de ambición y visión que reside en LATAM. Muchas grandes empresas, incluso algunas que cotizan en bolsa, son gestionadas dentro del mismo circulo familiar. Se trata de empresas que han ido pasando de generación en generación y cuyo objetivo es principalmente mantener estatus y beneficios en vez de crecer, innovar y salir de la zona de confort.

Las 4 culpables del fracaso

Sin rodeos, las cuatro razones por las que una startup en Latinoamérica fracasa son principalmente las siguientes:

  1. La falta de investigación del mercado para comprobar la viabilidad del producto o servicio en cuestión. En otras palabras, muchas startups no hicieron los deberes antes de levantar la empresa. Y es que aunque parezca mentira, éste debería ser el punto 0.1 del índice de cualquier emprendedor. Averiguar cómo introducirse en el mercado, qué demanda tiene el producto o servicio, cuál es la competencia y cuál es su viabilidad deberían ser cuestiones imprescindibles dentro del previo marco de investigación. Pero no, la falta de estudio previo y la abundancia de suposiciones en su lugar, suele ser a menudo el principio de un gran final.
  2. La incompatibilidad entre miembros del equipo suele ser un factor que citan con frecuencia las startups que han fracasado en LATAM. Y es que la complementariedad y el famoso match de Tinder actitud, cultura y valores entre otros factores.
  3. Si a la falta de persistencia le sumamos la ambición del dinero rápido y la ausencia de una estrategia potente adaptable a un entorno cambiante, la startup va de camino directo al fracaso. Claro está que un líder debe ser capaz de articular todo esto para no quedarse al margen del éxito. La paciencia, la determinación y la visión a largo plazo son parte de la receta de la abuela que aplica casi cualquier triunfo en la vida.
  4. Por último, esta la incapacidad de tomar decisiones adecuadas una vez se acaban los fondos iniciales. Y es que una cosa está clara: los recursos económicos son vitales para el desarrollo de la startup. Hay empresas que sobreviven a la fase de incubación, pero saltan a la vista sus problemas a posteriori: al no hacer un buen uso de las inyecciones de capital.

Aunque parezca que las razones puedan ser o no ser las mismas, lo que definitivamente marca la diferencia entre Latinoamérica y Reino Unido con EEUU es la percepción del fracaso. Si profundizamos en él, posiblemente veamos que se trate de propias maneras de hacer de ambas culturas; como por ejemplo marcar objetivos a corto o a largo plazo; emprender por necesidad u oportunidad, miedos históricos que han dejado huella… ¡todo un sinfín de temáticas interesantes que pueden servir para que no desconectéis y continuéis atentos al próximo artículo de nuestro blog!

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Artículos Relacionados

La paradoja del éxito es... Que todo lo que has hecho para llegar a tu situación actual es lo mismo que te impide alcanzar el siguiente nivel de éxito.

- Rich Litvin, CEO & High Performance Coach –